Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Noticias

Comienza el contenido principal

Buscar Noticias

Artículo

Unión, generosidad y coordinación, claves para salir de la crisis

Los expertos coinciden en primar estos valores para afrontar con éxito la pandemia y hacen un llamamiento para integrar, de forma efectiva, la farmacia en la Atención Primaria, durante un encuentro de la Fundación Bamberg

Han pasado ya más de siete meses desde que se declarara la pandemia de coronavirus y los expertos siguen reclamando en España unidad de acción, coordinación entre todas las administraciones, profesionales sanitarios, ámbitos de la sanidad y recursos disponibles, además de generosidad para aparcar diferencias e intereses que no respondan al objetivo de salvar vidas.

El exsecretario general de Sanidad, José Martínez Olmos, hizo ayer una defensa cerrada del “espacio profesional” y el valor de la colaboración interprofesional para superar la presente crisis sanitaria. En un encuentro organizado por la Fundación Bamberg, bajo el lema Conviviendo con la COVID-19, que contó con la participación del presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid, Martínez Olmos señaló que “todas las profesiones son imprescindibles; si se trabaja conjuntamente se mejorará la respuesta”.

Como experto epidemiólogo y político de larga trayectoria, miró al futuro y reivindicó el liderazgo en la gestión de la pandemia que corresponde al Gobierno, según indicó: “Ante una pandemia, responde el Gobierno. La autoridad superior es la del Ministerio”.

Tuvo también palabras para el papel que puede desempeñar la profesión farmacéutica: “Los profesionales de la farmacia son profesionales cualificados y competentes para poder trabajar en Atención Primaria y Salud Pública, siempre bajo el paraguas de lo que diga la autoridad”.

Incidió, en esta misma línea, el director de Salud Pública y Adicciones de la Consejería de Sanidad de Murcia, José Carlos Vicente, al afirmar que “Salud Pública no puede funcionar sin la Atención Primaria o sin la farmacia o los ayuntamientos” e hizo, por último, un llamamiento a la coordinación en la acción con el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas.

Durante su intervención en la mesa virtual moderada por el presidente del Consejo Asesor de la Fundación Bamberg, Mario Mingo Zapatero, el presidente del COFM, Luis González Díez, subrayó la necesidad de adoptar “acciones concretas y rápidas para enfrentarnos a una situación extraordinaria que nos exige lo máximo como sociedad y como profesionales sanitarios”. Recordó, asimismo, que las autoridades sanitarias disponen de una gran red profesional de casi 3.000 oficinas de farmacia en Madrid “preparadas para colaborar en tareas de vigilancia epidemiológica, detección rápida de contagios o en la vacunación de la población, con lo que todo ello supone de descarga del sistema de salud y también de reducción del riesgo de contagios”.

Luis González hizo además una defensa cerrada de la profesión: “Somos profesionales sanitarios y las farmacias son establecimientos sanitarios que pueden contribuir a evitar el colapso de centros de salud y de hospitales, como hemos demostrado durante la primera oleada”. También insistió en el ofrecimiento a las autoridades sanitarias para realizar test de detección de antígenos, incluidas PCRs, como ya se hace en otros países, “siempre en coordinación con los equipos de Atención Primaria de los servicios públicos de salud”, según puntualizó.

Por último, el presidente del Colegio se refirió al inicio de la campaña antigripal y al reto de limitar la circulación del virus SARS-CoV-2 para evitar que coincida con la circulación masiva del virus de la gripe. “¿Qué van a hacer nuestras autoridades para impedirlo?”, se preguntó. “¿Son conscientes de que la población tiene miedo de acudir a los centros de salud por temor a contagiarse? ¿Cómo van a aumentar la tasa de vacunación en más de 20 puntos hasta alcanzar el objetivo del 75% de la población diana?”. Preguntas todavía sin respuesta que requieren un refuerzo de las políticas de inmunización, como han hecho ya 14 países europeos al incluir a las farmacias en su estrategia de vacunación: “Creo que podemos desempeñar un gran papel en la identificación de pacientes en grupos de riesgo y facilitar el acceso de la población a una de las medidas de prevención más eficaces que existen”.

Por su parte, el director de Market Access de Chiesi España, José Vicente Galindo, también quiso destacar la labor de los farmacéuticos: “Lo que habéis hecho durante la pandemia es muy importante, pero hay que integraros más en la Atención Primaria”.

De la misma opinión fue la directora de Asuntos Corporativos de Lilly España, Teresa Millán, al señalar que “se necesita un reforzamiento de la Atención Primaria, una reformulación. Las oficinas de farmacia pueden ser un refuerzo para el acceso de los pacientes a la salud”.

Concluyó Ignacio Balboa, patrono de la Fundación Bamberg que preside Ignacio Para, con el exhorto de “aprender a trabajar en la unidad, para el futuro, con generosidad”. “Es un momento de unidad, de inteligencia y de acción. Tenemos la obligación de aportar inteligencia organizacional y generosidad individual, corporativa y sectorial”.

 

06 de octubre de 2020

Fin del contenido principal

Cerrar menú
Utilidades