Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Buscar

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades

Portal del Conocimiento

Canal Colegiados

Ver menú

Noticias

Comienza el contenido principal

Buscar Noticias

Artículo

Martínez del Peral apela al consenso para aprobar una ley de farmacia útil para los ciudadanos y el sistema de salud

El presidente del COFM defiende la necesidad de una nueva regulación ante la Comisión de Sanidad de la Asamblea de Madrid

El presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid, Manuel Martínez del Peral, ha defendido hoy el proyecto de Ley de Ordenación y Atención Farmacéutica de la Comunidad de Madrid, una norma que “aporta soluciones a muchas necesidades detectadas en la atención de la población y abre nuevas vías de desarrollo para una profesión que ha demostrado, de sobra, su vocación y su compromiso sanitario con la sociedad”.

Durante su comparecencia ante la Comisión de Sanidad de la Asamblea de Madrid, Martínez del Peral ha señalado que “es hora de convertir los aplausos de reconocimiento de la pandemia en un respaldo normativo claro de nuestra actuación profesional”.

El presidente del Colegio ha subrayado las ventajas del actual proyecto, un texto que regula nuevas prestaciones para la población más vulnerable, como la atención farmacéutica domiciliaria; ofrece garantías en el uso de los medicamentos y mayor eficiencia a través de la extensión de los sistemas personalizados de dosificación (SPD); abre nuevos desarrollos profesionales en áreas fundamentales para la salud de los ciudadanos, como es la nutrición y dietética; y refuerza el modelo de farmacia. “Los profesionales necesitamos certeza de qué podemos hacer y hasta dónde podemos llegar, sin interferencias ni presiones”, ha asegurado.

En su opinión, la ley vigente de 1998 “ha quedado obsoleta y superada por los acontecimientos, y precisa su adaptación a la nueva planificación sanitaria de la Comunidad de Madrid”, razón por la que ha pedido “el máximo consenso político” para aprobar una nueva regulación que sea “útil a los ciudadanos, el sistema de salud y a todos los farmacéuticos que trabajan en la sanidad madrileña”.

El representante de la farmacia madrileña se ha puesto a disposición de todos los grupos de la Asamblea para seguir trabajando en la mejora del texto.

Martínez del Peral ha apelado también a los grupos parlamentarios para sumar recursos e incorporar, de forma efectiva, a los farmacéuticos a las estrategias de salud pública y ante situaciones de emergencia sanitaria. “Esta Ley es un paso fundamental para reforzar la red sanitaria de la Comunidad de Madrid y trabajar en el futuro como aliados en programas de cribado, detección precoz, promoción de la salud y educación sanitaria”.

Uno de los aspectos más novedosos del proyecto de Ley que tramita la Asamblea de Madrid es la atención farmacéutica domiciliaria. El portavoz de los farmacéuticos madrileños ha explicado que se trata de un servicio que responde a una necesidad social, como es la dependencia, cuyo desarrollo debe hacerse “sin intermediarios entre el farmacéutico y el paciente, porque no es un delivery, ni se puede transformar en una entrega o envío”, ha advertido.

Otro de los desarrollos que propicia la ley es la extensión de los SPD para reforzar la adherencia a los tratamientos y el buen uso de los medicamentos, una de las principales lagunas del sistema, ha recordado el presidente. De hecho, más de la mitad de la población toma su medicación de forma incorrecta, según la Organización Mundial de la Salud. Por ello, el presidente del Colegio ha reclamado el acceso de toda la red de farmacias a la preparación y entrega de estos sistemas, al tiempo que ha añadido que “no debe haber intermediarios entre la farmacia y el paciente; el medicamento no es como otros bienes de consumo”.

Martínez del Peral ha resaltado la posibilidad que habilita la norma de prestar servicios especializados de nutrición y dietética a través de una nueva sección profesional en las farmacias, así como la flexibilización de los horarios de las farmacias, a partir de un horario mínimo y ordinario para adecuarlos a las necesidades de los pacientes.

Por último, consideró “acertado incluir, como se ha hecho a través de las enmiendas presentadas por distintos grupos, las funciones de los farmacéuticos de Farmacia Hospitalaria y de Atención Primaria, e instó a abrir vías de colaboración entre la farmacia comunitaria y la hospitalaria para acercar la medicación al paciente, así como ha hecho un llamamiento a utilizar mejor los recursos sanitarios disponibles y, en especial, la red de oficinas de farmacia, para ofrecer un mejor servicio a los ciudadanos. “No generemos nuevas estructuras que consuman recursos, sino coordinemos y aprovechemos los existentes; seamos eficientes”, ha concluido.

13 de junio de 2022

Fin del contenido principal

Cerrar menú
Utilidades