Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Noticias

Comienza el contenido principal

Buscar Noticias

Artículo

Luis González aboga por potenciar el papel de la farmacia en la política de vacunación

El presidente del COFM defiende la dispensación de vacunas en la farmacia como el canal más seguro, eficaz y equitativo para los ciudadanos

El presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid, Luis González Díez, ha hecho hoy una defensa clara de la política de vacunación y ha insistido en el potencial sanitario que tiene la farmacia para lograr mayores tasas de vacunación entre la población. “El farmacéutico de oficina de farmacia se encuentra en una posición óptima para promocionar la vacunación, promover campañas, aconsejar la vacunación y educar a la población en este ámbito”, ha señalado en la XVIII Jornada de Avances en Vacunología organizada por el Instituto Madrileño de Pediatría.

Una de las claves del éxito de esta política de salud pública es “tener un único mensaje profesional relacionado con la vacunación” y contar con “una planificación previa para garantizar el suministro correcto de las vacunas”, ha subrayado durante su intervención en la mesa redonda titulada ‘El peregrinaje de las vacunas. La problemática del desabastecimiento’.

El presidente del COFM se ha referido a las faltas de suministro presentadas por algunas vacunas en España, derivadas la mayoría de las veces de “problemas de fabricación que se han resuelto con más o menos rapidez”, ha precisado. Un caso distinto es lo que está ocurriendo con el acceso a la vacuna contra el meningococo B. A pesar de los mensajes tranquilizadores de las autoridades sanitarias, “la realidad es que en las farmacias españolas sigue habiendo listas de espera para comprar esta vacuna”, según ha denunciado.

Luis González se ha hecho eco de los datos del Centro de Información sobre Suministro de Medicamento que coordina el Consejo General de Colegios Oficiales Farmacéuticos al apuntar que “hasta 38 provincias tenían faltas de la vacuna o presentaban un suministro irregular y en tres de ellas había un problema de desabastecimiento total”. A la luz de estas cifras, “no podemos decir que el suministro de esta vacuna se haya normalizado ni mucho menos en España”, ha subrayado.

Las oficinas de farmacia se han visto obligadas a gestionar las consecuencias de la falta crónica de suministro de la vacuna, que se ha traducido en una preocupación creciente de los pacientes, cuando no alarma en muchos casos. Luis González ha reconocido el trabajo de los farmacéuticos al informar y transmitir, sobre todo, tranquilidad a una población que ha buscado, en algunos casos, vías totalmente desaconsejadas para adquirir las vacunas. La comercialización excepcional de la vacuna contra el meningococo B con el etiquetado en portugués y el prospecto en castellano ha derivado en casos de mala conservación de la vacuna como consecuencia de la traducción equivocada del etiquetado en portugués.

Aunque la situación se ha normalizado en parte, Luis González considera que las soluciones que se propongan, de cara al futuro,  “deben contar con la farmacia, porque no puede haber circuitos ni canales alternativos donde se priorice el abastecimiento de medicamentos a unos ciudadanos en detrimento de otros”.

07 de noviembre de 2017

Fin del contenido principal

Cerrar menú
Utilidades