Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Noticias

Comienza el contenido principal

Buscar Noticias

Artículo

Los riesgos “mentales” de la hidroxicloroquina: paranoia, depresión, instintos suicidas...

María Jesús Escribano, directora técnica del Colegio de Farmacéuticos, contesta a las preguntas de LA RAZÓN.

¿Para qué enfermedades está recomendada anteriormente la hidroxicloroquina que recomienda el presidente Trump para el coronavirus?

Está recomendada desde hace tiempo para el paludismo, pero también para el tratamiento de artritis reumatoide aguda o crónica y para el del lupus. Antes se advertía de que producía trastornos oculares, músculoesqueléticos, hematológicos... Lo que ocurre es que ahora que se ha impulsado su uso contra el covid-19 estamos viendo que tiene un montón de efectos secundarios que no figuraban en su ficha técnica.

¿Cuáles son los más llamativos?

Los primeros que se han detectado son los problemas cardiacos que genera a los pacientes infectados por el covid-19, produce cambios en los intervalos qt de los electrocardiogramas, sobre todo si se les administran dosis altas. Y lo que se ha comprobado últimamente, como advierte la Agencia española de medicamentos y productos sanitarios (Aemps) en su última nota, es que puede generar trastornos neurosiquiátrico, sobre todo al comienzo del tratamiento. Por eso hay que tener especial precaución y vigilancia para evitar comportamientos extraños en los pacientes.

 ¿Son habituales estos efectos?

No, todas estas reacciones adversas son poco frecuentes, lo que ocurre es que ahora que se está usando en un mayor número de personas, es cuando estamos viendo mejor los efectos secundarios.

 ¿Cuál es la razón de que se esté empleando contra el coronavirus?

Este medicamento es básicamente un inmunosupresor, inhibe la producción de eosinófilos (leucocitos) cuando hay una respuesta exagerada a un cuerpo extraño. Reduce la reacción inmunológica que se produce cuando entramos en contacto con un cuerpo extraño. Se ha detectado que muchos enfermos de coronavirus generan una reacción inmunológica exacerbada que puede ser peligrosísima, por ello se está empleando la hidroxicloroquina.

¿Es muy peligroso un uso que no sea para frenar al covid-19?

Frente al coronavirus parece que está funcionando en muchos casos, reduce la respuesta del organismo y se gana tiempo para que ese organismo reaccione adecuadamente al coronavirus. Pero tiene muchos efectos secundarios. Siempre ha de ser con receta médica y hay que destacar que todos los casos de covid-19 se están tratando en los propios hospitales, porque no se sabe la respuesta que va a tener el paciente cuando se le administra esta medicación. Se está ensayando también con muchos otros medicamentos y no hay tiempo de hacer un estudio largo con sus correspondientes fases porque peligra la vida de los pacientes.

Llama la atención la lista de efectos psiquiátricos...

Sí, lo último es lo que conocemos ahora, que aparecen trastornos neuropsiquiátricos graves, especialmente al inicio del tratamiento. Entre ellos, como dice la nota de la Aemps, agitación, insomnio, confusión, manía, alucinaciones, paranoia, depresión, catatonia, psicosis e ideación suicida. Estos efectos pueden aparecer a cualquier edad, durante el uso agudo o crónico, y en pacientes con o sin antecedentes de enfermedad psiquiátrica. En las fichas técnicas de los medicamentos que contienen hidroxicloroquina la información sobre psicosis, conducta suicida o comportamientos autolesivos no es homogénea, destaca la Agencia, pero en todas figura la psicosis como posible reacción adversa y algunas mencionan comportamientos autolesivos o suicidas. Se está revisando, pero eso indica que son efectos que antes podían ocurrir ocasionalmente, pero ahora son mucho más frecuentes al producirse un uso intensivo. Hay que tener mucho cuidado con este medicamento.

20 de mayo de 2020

Fin del contenido principal

Cerrar menú
Utilidades