Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Noticias

Comienza el contenido principal

Buscar Noticias

Artículo

Las farmacias madrileñas verán reducidos sus costes de facturación

El Colegio aplicará a las oficinas una rebaja adicional del 100 por ciento en la factura de diciembre 

El presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid, Luis González Díez, hizo balance ayer de la gestión económica de su equipo de Gobierno ante la Asamblea General e informó de los distintos proyectos e iniciativas impulsadas para promover el modelo asistencial farmacéutico y la recuperación de la economía de la oficina de farmacia.

Durante su intervención, González Díez destacó el “rigor y transparencia” en las cuentas anuales presentadas por el Colegio, que ha permitido a la oficina de farmacia no abonar el coste del último mes de la facturación de cada año durante los tres últimos ejercicios. Esta circunstancia se ha traducido en un ahorro conjunto para las farmacias madrileñas de algo más de 600.000 euros anuales.

La política económica desplegada por el Colegio ha hecho posible aplicar en 2016, por primera vez, una reducción del 100 por ciento en los costes de facturación que soportan las farmacias. El sector se ha visto favorecido este ejercicio por un contexto económico que comienza a ser favorable. El Colegio prevé que se cierre este año con un incremento en la facturación en recetas que ronde el 3 por ciento respecto al año anterior. En total, la subida de la facturación líquida se situará en torno al 5 por ciento en 2016.

Además de subrayar el compromiso del Gobierno de la Comunidad de Madrid con el abono “a tiempo, sin retrasos y según el Concierto” de las facturaciones de recetas presentadas por el Colegio, el presidente agradeció la línea de colaboración abierta con la Administración regional que ha fructificado este ejercicio en desarrollos en el Concierto y Convenio suscritos, así como mejoras en el sistema de receta electrónica. Asimismo, informó de la marcha de la negociación del Proyecto de Ley de Ordenación y de los Servicios Asistenciales farmacéuticos en la Comunidad de Madrid, entre otros proyectos.

El Colegio presentará un borrador con el contenido de sus aportaciones a la nueva ley de Ordenación que servirá para negociar con la Administración el futuro texto que “sigue abierto a la participación de todos los colegiados que lo deseen”, recordó el presidente del COFM. La norma, que podría ser una realidad a finales de 2017, tendrá en cuenta la oficina de farmacia, los hospitales, centros socio-sanitarios, botiquines o depósitos de medicamentos. “Esperamos contribuir a redactar una ley de futuro que plasme hacia dónde va la profesión y qué medios han de utilizarse para lograr los objetivos”, aseguró.

En cuanto al Concierto firmado en 2015, que introdujo mejoras económicas en formulación magistral y anuló los descuento del 10 por ciento en los suministros a residencias públicas y privadas, permitirá este año desarrollar los anexos de proyectos y actividades dirigidos a pacientes con determinadas patologías, según avanzó el presidente.

Por su parte, el Convenio ha posibilitado lanzar distintas campañas estacionales de salud pública junto con la Consejería de Sanidad y preparar el lanzamiento de distintos proyectos piloto en patologías crónicas, prevalentes o dependientes domiciliarios, con los que el Colegio aspira a evaluar y demostrar la eficiencia de la actuación farmacéutica y el ahorro de costes que puede proporcionar al Sistema Nacional de Salud.

Receta electrónica

El COFM trabaja en el despliegue de la receta electrónica para incorporar el visado electrónico al propio sistema, con el fin de alcanzar el 90 por ciento de las prescripciones en formato electrónico. Dentro de las pruebas llevadas a cabo por el Ministerio de Sanidad para garantizar la interoperabilidad de la receta electrónica en España, el Colegio anunció que tendrá que modificar algún aplicativo de los servicios web para adaptarse a un sistema operable en todo el Estado español.

Otra cuestión que afecta a la actividad diaria de la farmacia es el uso de los informes clínicos como documento de receta médica. El Colegio ha llegado a un principio de acuerdo con la Consejería de Sanidad para implantar la receta electrónica en los servicios de urgencia de los hospitales públicos para marzo de 2017, con el fin de eliminar este sistema de dispensación sin receta médica.

Asimismo está también muy avanzada la opción que permitirá al farmacéutico anular una dispensación por error o la devolución por producto dispensado a través del Sistema de cálculo del tope de aportación (SISCATA).

Por último, Luis González Díez informó que ha solicitado a la Consejería de Sanidad una revisión de la situación de los medicamentos de diagnóstico hospitalario que se sacaron del canal de farmacia, así como la necesidad de discutir la continuidad de los reales decretos de deducciones por facturación a la farmacia en el Pleno del Consejo Interterritorial del SNS. 

14 de diciembre de 2016

Fin del contenido principal

Cerrar menú
Utilidades