Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Buscar

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades

Portal del Conocimiento

Canal Colegiados

Ver menú

Noticias

Comienza el contenido principal

Buscar Noticias

Artículo

La sanidad madrileña lanza una campaña para reforzar la seguridad de la medicación del paciente

El Servicio Madrileño de Salud y el Colegio de Farmacéuticos de Madrid promueven la revisión de los tratamientos y refuerzan la interacción de médicos y farmacéuticos a través de la receta electrónica

Ver vídeo del Bloqueo cautelar: campaña del COFM y SERMAS para reforzar la seguridad del paciente

La sanidad madrileña potenciará la detección de errores en la medicación para mejorar la seguridad de los pacientes. Con este objetivo, el Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) y el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM) han puesto en marcha la Campaña de Seguridad de la medicación del paciente en la Comunidad de Madrid. Esta iniciativa promoverá la revisión continua de los tratamientos farmacológicos activos de los pacientes en receta electrónica (RE) desde las tres mil farmacias comunitarias madrileñas, con el fin de detectar y evitar situaciones de riesgo potenciales en el mal uso de los medicamentos comunicando al médico posibles errores en la medicación.

Para ello se utilizará la herramienta de Bloqueo cautelar disponible en el sistema de RE. Esta herramienta permite al farmacéutico comunitario bloquear la prescripción, de forma temporal, cuando detecte situaciones que pueden afectar a la seguridad del paciente, y comunicarlo al médico prescriptor.

La campaña, que se inició a finales de abril con una serie de sesiones formativas entre los farmacéuticos, la última de las cuales se ha celebrado hoy en la sede colegial, ha propiciado que las farmacias madrileñas hayan bloqueado hasta la fecha más de 1.200 prescripciones. Estos bloqueos se han producido por la detección de posibles problemas en la medicación relacionados con duplicidades terapéuticas, alergias al medicamento, interacciones entre fármacos, errores en la prescripción y mal uso o abuso del fármaco.

Generalizar en las farmacias el uso del Bloqueo cautelar está permitiendo comunicar al médico los errores potenciales que se detecten en la medicación y, en caso de ser necesario, bloquear la prescripción hasta que el prescriptor la revise y decida su anulación definitiva o reactivación. Los datos recabados hasta ahora indican que desde el inicio de la campaña ha aumentado también el número de farmacias activas que están utilizando esta herramienta.

Más garantías para los ciudadanos

Esta intervención farmacéutica, junto con el refuerzo de la colaboración entre profesionales sanitarios, añade nuevas garantías de seguridad a los pacientes en el uso de los medicamentos al prevenir riesgos y evitar complicaciones que pueden tener impacto en la salud de los ciudadanos y en el sistema sanitario por problemas con la farmacoterapia.

Otros de los objetivos son potenciar el conocimiento y uso adecuado de los medicamentos por los pacientes, asegurar que se están cumpliendo las pautas prescritas y resolver dudas relacionadas con la medicación. Los pacientes complejos, pluripatológicos y polimedicados con tratamientos activos con cinco o más medicamentos de forma crónica son los principales beneficiados de esta iniciativa. Hay que recordar que el 31 % de la población madrileña mayor de 65 años consume cinco o más medicamentos.

La revisión de los medicamentos dispensables afectará a la casi totalidad de los medicamentos que se prescriben a través del Sistema Nacional de Salud (SNS), ya que el 99 % de los 124,2 millones de recetas prescritas al año en la Comunidad de Madrid son por receta electrónica. La iniciativa se enmarca en las campañas y acciones asistenciales previstas en el nuevo Convenio farmacéutico de la Comunidad de Madrid, que prevé también, en línea con la nueva Ley de Ordenación y Atención Farmacéutica de la Comunidad, un refuerzo en la colaboración entre ámbitos asistenciales y, en especial, entre profesionales de los centros de atención primaria y las farmacias comunitarias.

El vicepresidente primero del COFM y uno de los coordinadores de la campaña, Óscar López, considera que esta iniciativa “es una gran oportunidad para afianzar el papel del farmacéutico comunitario como experto en medicamentos en el SNS, pues además de mejorar la atención farmacéutica de los pacientes, refuerza la colaboración con los médicos de atención primaria”. Y añade: “los farmacéuticos están en la situación ideal para mejorar la seguridad en el uso de los medicamentos y evitar que tengan consecuencias en la salud de los ciudadanos y los primeros datos recabados demuestran que la campaña está funcionando”.

Más de un millar de farmacéuticos madrileños han participado hasta ahora en las formaciones llevadas a cabo en el COFM para difundir esta campaña de seguridad.

Proyecto piloto realizado en el Centro de Salud Daroca

Entre febrero de 2022 y enero de 2023 se llevó a cabo un proyecto piloto en el Centro de Salud Daroca, de la capital, en el que participaron dos médicos de familia y cuatro farmacias. Durante este pilotaje, las farmacias hicieron 49 bloqueos de prescripciones. Siete de cada diez bloqueos se debieron a una duplicidad terapéutica (42 %) o a un error en la prescripción (30 %), mientras que en el 20 % de los casos el paciente informó de la retirada del medicamento. En el 4 % se detectó un riesgo grave para la salud, y otro 4 % de los bloqueos fue motivado por una posible alergia.

Dentro del Programa de Notificación de errores de medicación de la Comunidad de Madrid, donde participan los profesionales sanitarios de atención hospitalaria, primaria, centros sociosanitarios, SUMMA112 y la Red de Farmacias Centinela, se notificaron 3.861 errores de medicación en 2022, según los datos oficiales.

Ampliar información:

 

15 de junio de 2023

Fin del contenido principal

Cerrar menú
Utilidades