Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Noticias

Comienza el contenido principal

Buscar Noticias

Artículo

La farmacia madrileña sigue abierta para la población con sus consultorios cerrados

Los farmacéuticos se convierten en referente sanitario para la población de 84 municipios que deben desplazarse a otras localidades para recibir atención sanitaria

La crisis sanitaria está poniendo a prueba la resistencia del Sistema Nacional de Salud y su capacidad para seguir atendiendo a la población en unas circunstancias excepcionales.

El elevado número de contagios entre el personal sanitario y la reorganización de los recursos humanos han provocado que en la Comunidad de Madrid se encontrasen cerrados ayer 84 consultorios locales a lo largo de toda la geografía madrileña. Además de la atención telefónica ofrecida por el Servicio Madrileño de Salud o la posibilidad de desplazarse a otros municipios cercanos en busca de atención sanitaria, la población de la mayoría de los municipios afectados sigue contando con los farmacéuticos que cada mañana abren las puertas de sus oficinas de farmacia.

De los 84 consultorios afectados, el 7 de abril, 49 están cerrados en municipios sin otro centro sanitario pero que sí cuentan 63 oficinas de farmacia abiertas. Tres consultorios cerrados están en núcleos aislados de población que también disponen de cuatro farmacias, mientras que dos consultorios no abren sus puertas en localidades que tampoco tienen otro centro sanitario y cuya farmacia está en situación de cierre temporal por el coronavirus. En total, ascienden a 19 los consultorios cerrados en municipios sin otro centro sanitario ni oficina de farmacia, según datos de la Consejería de Sanidad.

Por todo ello, las farmacias se han convertido en un verdadero salvavidas para los ciudadanos de muchos municipios que solo cuentan con seguimiento telefónico o con la posibilidad de desplazarse a otros municipios cercanos porque su consultorio está cerrado. Los farmacéuticos siguen dispensando tratamientos y ofreciendo consejo sanitario con criterio profesional a la hora de recomendar opciones de tratamiento o derivar a los pacientes con sintomatología a los centros de salud u hospital, según convenga.

Asimismo, los farmacéuticos de estos municipios están redoblando su actividad para llegar también al domicilio de los pacientes que se encuentran confinados en sus domicilios y que no pueden salir por razón de permanecer en cuarentena o bien porque se trata de personas vulnerables, dependientes y que no disponen de ningún familiar que vaya a la farmacia por ellos.

La red de oficinas de farmacia tampoco es inmune al virus y 25 farmacias se encuentran en cierre temporal debido al contagio de su personal, son tres farmacias menos después de la reapertura de tres establecimientos durante los últimos días.

 “Los farmacéuticos estamos demostrando a la población y a las autoridades sanitarias durante esta crisis sanitaria que pueden contar con nosotros. Me siento orgulloso del compromiso profesional y también de nuestro extraordinario modelo de oficinas de farmacia, uno de los recursos menos aprovechados. Estamos prestando a la población un servicio sanitario estratégico a la hora de informar y atender a todos los ciudadanos, con independencia de su estado de salud. Sin duda que ahora debemos ser una parte activa en la política de prevención, tanto en la distribución de mascarillas como en la extensión de las pruebas diagnósticas, y merecemos el máximo apoyo y formar parte de las decisiones que se deben adoptar para erradicar la pandemia porque, hasta ahora, esto no ha sido así”, señala el presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid, Luis González Díez.

 

08 de abril de 2020

Fin del contenido principal

Cerrar menú
Utilidades