Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Buscar

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades

Portal del Conocimiento

Canal Colegiados

Ver menú

Noticias

Comienza el contenido principal

Buscar Noticias

Artículo

Farmacéuticos, médicos y enfermeros, aliados para acelerar la vacunación

Los profesionales de las oficinas de farmacia agradecen el reto asumido por el COFM

Pasan unos minutos de las 8:30 de la mañana y las primeras personas se suman ordenadamente a la pequeña fila que empieza a formarse en la entrada de la sede del COFM. Desde que empezó la campaña de vacunación el Colegio de Farmacéuticos de Madrid ya se han inmunizado más de 5.000 trabajadores de las casi 3.000 farmacias de la región. Entre ellos Lola, una joven farmacéutica que ha destacado el hecho de “ver juntos a farmacéuticos, médicos y enfermeras trabajando en la misma dirección”. El ambiente es relajado y cada uno de los presentes es consciente de la importancia de esta cita: están dando el primer paso para dejar atrás los horrores causados por la COVID-19.

Pero llegar hasta aquí ha supuesto un reto. Ha sido necesario montar un gran dispositivo logístico y humano que se ha materializado gracias al empeño, esfuerzo y dedicación de la Junta de Gobierno del Colegio para asumir la vacunación de casi 11.000 farmacéuticos con el objetivo de sumar esfuerzos para luchar contra la pandemia.

Apenas unos minutos

A priori, el proceso es similar al que se lleva a cabo en cualquier otro centro habilitado para vacunar, aunque este entorno resulta más cercano y familiar. Los profesionales de las oficinas de farmacia acuden de manera escalonada y mediante identificación a través de un código QR en el censo de vacunación, confeccionado entre Salud Pública y el COFM, firman el documento de declaración responsable.

Tras el primer registro, acceden a las dependencias cedidas por Cofares para esta campaña. Un arco que toma la temperatura marca la entrada a una gran sala bordeada por 8 mesas de registro y 12 puestos de vacunación, donde médicos, enfermeras y farmacéuticos voluntarios cargan y administran las vacunas. El trámite es muy rápido y en cuestión de minutos reciben la vacuna.

Una vez administrada la vacuna se recomienda esperar sentado durante unos 10 o 15 minutos para comprobar que no hay ningún contratiempo. No obstante, y por si algo sucediera, se ha preparado un soporte vital avanzado con dos carros de parada y una UVI móvil que permanece aparcada frente a la sede del Colegio

Todo está controlado y supervisado

Detrás de la campaña ha habido un duro trabajo, empezando por la capacitación de los voluntarios. Para ello, Salud Pública imparte sendas formaciones en las que se dan indicaciones sobre las características de la vacuna, la manera de reconstituir o dosificar y el registro de las personas vacunadas. Este registro se realiza en las mesas que se ocupan de anotar los datos directamente en el Portal de Sanidad: persona vacunada, vacunador, registrador, lote de la vacuna, brazo en que se ha aplicado la dosis, hora y día de la vacunación...

En coordinación y siempre bajo el protocolo de la Dirección de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, el equipo del COFM recibe directamente las dosis y jeringuillas de la Administración autonómica. Este es el primer paso que desarrolla el trabajo de los más de 60 voluntarios dedicados a la campaña. “Una vez revisados los viales se meten en la nevera y mediante un termómetro Datalogger de alta precisión, que está conectado a un ordenador, se registra la temperatura cada hora a lo largo del día para mantener la temperatura idónea entre 2º y 8º”, comenta M.ª Jesús Escribano, directora técnica de la institución que colabora en el equipo que trabaja semanalmente, incluidos sábados y domingos, para lograr la plena inmunización de este colectivo de oficinas de farmacias.

Al lado de la nevera, se ha dispuesto un espacio para preparar las jeringuillas, que se cargan en función del número de personas citadas. Con antelación se sacan los viales de la nevera, se dejan atemperar y cargan la dosis revisando que una vez dispuestas se pueden mantener a temperatura ambiente durante dos horas. De la mesa de carga, las jeringuillas se distribuyen entre los doce puestos de vacunación con una anotación del número de lote, día y hora de la dosificación.

No se ha dejado nada al azar, los controles contemplan cualquier imprevisto como un posible corte de luz. Para paliar una contingencia de estas características se dispone de un generador accesorio que se conecta automáticamente y cuenta con autonomía para tres días.

El esfuerzo del COFM

La coordinadora de este gran dispositivo, Mercedes González Gomis, secretaria del COFM, quiere reconocer la dedicación de sus compañeros de Junta de Gobierno y de los voluntarios que “prestan a coste cero su trabajo. Sin ellos hubiera sido imposible organizar esta campaña”. También fue la primera en vacunar a una compañera de profesión, motivo por el cual se muestra especialmente orgullosa al señalar que “nuestro único objetivo es acelerar el proceso de vacunación de un colectivo que, desde el principio de la pandemia, se ha expuesto al contagio en primera línea; es un gran reto logístico que el colectivo se merece porque ha estado a pie de calle siempre con las puertas abiertas a todos los ciudadanos, por lo que ahora toca vacunarse con total garantía sanitaria y hacerlo cuanto antes”.

En la misma línea, Luis González, presidente de los farmacéuticos madrileños, quiere agradecer la confianza y apoyo de la Consejería de Sanidad y muestra su satisfacción “por ver a médicos, enfermeros y farmacéuticos trabajando juntos con total normalidad. A las tres profesiones sanitarias nos une el objetivo común de vacunar en el menor tiempo posible”.

Un hecho histórico

“Es un auténtico éxito y un hito para la profesión este proceso de vacunación que ha organizado el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid. Es un hecho histórico que nuestros propios compañeros farmacéuticos sean quienes nos hayan administrado la vacuna. Esta todo muy organizado y protocolizado”, comenta Tomás Bueno después de recibir la primera dosis.

Opinión apoyada mayoritariamente en redes sociales, donde se pueden leer mensajes de apoyo como el de Alexia Lario, quien se mostraba “Orgullosa de mi colegio y por qué me ha vacunado Mercedes Gomis farmacéutica”. En esta misma línea, Alicia comenta “hoy me he vacunado en el @COFMadrid Ha ido muy rápido y bien organizado. Un saludo a la compañera farmacéutica que me ha inyectado, mi brazo ni lo ha sentido”

Por su parte, Paola González muestra su satisfacción por aportar su grano de arena en esta campaña: “Ayer estuve vacunando en las instalaciones del @COFMadrid a compañeros farmacéuticos. Un equipo multidisciplinar luchando contra el COVID es posible. Gracias a todos los que lo habéis hecho realidad, un gran trabajo”.

 

Pie de foto: Farmacéuticos, médicos y enfermeros, aliados para acelerar la vacunación

08 de marzo de 2021

Fin del contenido principal

Cerrar menú
Utilidades