Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Noticias

Comienza el contenido principal

Buscar Noticias

Artículo

“El no de la de la AEMPS a los test en farmacias era previsible. Es lamentable que todo lo que solicita Madrid tenga un tinte político”

Reproducimos la entrevista que SANIFAX ha realizado al presidente del COFM, Luis González, para valorar la posibilidad de hacer test en farmacias, tras la negativa de la AEMPS y la remisión de una carta de la presidenta madrileña, Díaz Ayuso a Úrsula Von Der Leyen

¿Cuál ha sido su sensación al leer en SANIFAX la respuesta de la directora de la AEMPS a la Comunidad de Madrid sobre los test de COVID en farmacias?

Sencillamente previsible. Todo lo que solicita Madrid tiene un tinte político, que es lamentable, pero es lo que hay. Vamos a ver que se autoriza definitivamente en Cataluña en relación a los test, y entonces hablaremos. De todas formas, nosotros vamos a seguir trabajando porque entendemos que el fin es el correcto y acorde nuestra oferta a los tiempos que corren. ¿No existen riesgos en los Centros de Salud o en los hospitales?

Da la sensación qué todo el mundo adquiere y realiza los test menos las farmacias. No voy, de momento, a decir lo que pienso, pero la realidad es muy distinta a lo que se pretende exigir desde unos despachos que además desconocen lo que pasa en la calle o en internet. Eso sí es un riesgo, pero nadie remedia esa situación.

Es cierto, como insinúa la carta, ¿qué Madrid podría poner en marcha los test como parte de un plan de Salud Pública, al igual que se ha hecho en Órense y sin que el Ministerio tenga que autorizarlo?

Estamos en conversaciones con la Consejería de Sanidad para ver la mejor forma de colaborar a riesgo mínimo. Tenemos elaborados unos procedimientos de actuación profesional. Tenemos en vías de contratación la recogida de residuos por empresa autorizada. Tenemos el documento de confidencialidad de datos para seguir la trazabilidad, en definitiva, estamos preparados. No hay duda qué las circunstancias exigen el conocimiento de un mapa de la Comunidad de Madrid que tenga detectado lo antes posible el nivel de infección, tanto en la capital, como en las ciudades dormitorio, como en las zonas rurales, y eso solo se podrá conocer con la realización de test masivos por todos los profesionales sanitarios que tengan esa capacidad.

¿Ve al Ministerio dispuesto a retirar la obligatoriedad de receta médica para los test de autodiagnóstico?

La exigencia de receta médica para un test de autodiagnóstico hoy, con la situación de los Centros de Salud, es una ocurrencia más, no sé en este caso de quien, pero sí que es absurda porque eso no ayuda a la realización de test. Mire, una precarga en receta electrónica, en el peor de los casos, subsana esa barrera, aunque el ciudadano tenga que pagar la prueba o ser financiado. No es nuestra decisión.

Creo, sinceramente, que todavía no somos conscientes que estamos en un estado de alarma, que estamos ante una situación excepcional donde cada día nos despertamos con nuevas cifras de muertos. Estas situaciones requieren de decisiones rápidas y de normas que recojan fórmulas imaginativas de intervención que dobleguen la curva de contagios.

¿Ayudaría a este proceso, que el COFM lidera, que en Cataluña también se apoyara (como parece que sucede) esta iniciativa?

Todo suma. Pero es que da la sensación de que estamos pidiendo algo de lo que nos debamos avergonzar. Nosotros hemos ofrecido nuestras instalaciones y a nuestros profesionales sanitarios. Y el Estado, o las Comunidades Autónomas, que analicen en qué o cómo se debe traducir ese ofrecimiento. A partir de ahí, estoy convencido, todos ganaremos. Ahí están nuestros colegas de otros países europeos y no europeos, que están trabajando en planes de estrategia para contribuir con más estructuras a combatir o a conocer mejor los datos de contagio.

¿Como va la Ley de Farmacia? ¿Cree que tras 16 meses de legislatura ya debería estar más avanzada?

Lo que le puedo decir es que hemos tenido una reunión por vídeo con nuestra Directora General y su equipo, y sinceramente, creo que se está en el buen camino de disponer a la mayor brevedad de una ley de Farmacia. La disposición de la Consejería es buena y las instrucciones a este respecto de nuestra presidenta son claras y transparentes. Ya lo dijo desde el minuto cero.

¿Le sorprende que la AEMPS diga que en la UE aún no se reconoce a los farmacéuticos como “profesionales sanitarios”? ¿Qué cree que está haciendo el Consejo General para solventarlo?

No me sorprende. No sé qué quiere decir porque en parte de Europa el farmacéutico está vacunando e incluso colaborando en la realización de test. No le puedo decir otra cosa. Lo que sí quiero dejar claro es que la normativa española es explícita en cuanto a la denominación del farmacéutico como profesional sanitario. Recomiendo la lectura de la ley y de las funciones que se le atribuye. En cuanto al “uso profesional” pues será un concepto que alguien tendrá que aclarar.

Con respecto a la segunda parte de su pregunta, referida al Consejo General, creo que lo más indicado sea que responda el propio Consejo, sus representantes, que es lo que está haciendo a este respecto. Yo me puedo pronunciar en cuanto a lo que nosotros hacemos.

¿Qué le parece el papel de respaldo a su profesión que están teniendo la presidenta Díaz Ayuso y la Directora General, Elena Mantilla?

La presidenta Ayuso está teniendo una participación activa para que el farmacéutico pueda colaborar en el Sistema frente al COVID y creo que acierta. Además, lo ha defendido desde el principio de la pandemia. Nosotros estamos agradecidos porque nuestra presidenta ha sabido leer y entender, que lo que se necesita en estas situaciones es sumar, y no restar. Es buscar soluciones, y no entorpecerlas. Es, saber utilizar los recursos disponibles con un objetivo común: salvar vidas, ayudar a descongestionar los Centros de Salud y los hospitales, para que estos se dediquen a la atención asistencial de los pacientes.

Nuestra directora general entendió desde el principio que se debían acometer algunas cosas para que desde las farmacias pudiéramos ayudar, también con riesgo, a los más necesitados. Y ahí está la norma que habilita a llevar a cabo la atención farmacéutica domiciliaria a personas dependientes, con dificultades de movilidad, crónicos…Ello demuestra sensibilidad para con los demás. Es un ejemplo a seguir. Pero también se han hecho más cosas relacionadas con los tratamientos, etc.

En conclusión, somos personas agradecidas que en momentos de dificultad hemos respondido dando lo mejor que tenemos, desde la propia vida, hasta el tiempo necesario que hubiera requerido el paciente.

 

 

 

 

18 de noviembre de 2020

Fin del contenido principal

Cerrar menú
Utilidades