Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Buscar

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades

Portal del Conocimiento

Canal Colegiados

Ver menú

Noticias

Comienza el contenido principal

Buscar Noticias

Artículo

El COFM imparte una conferencia sobre los estudios científicos de la vacuna de AstraZeneca

Organizada para despejar cualquier duda cuestionable y aportar información objetiva a los más de 600 farmacéuticos asistentes

 

En plena campaña de vacunación y respondiendo a la actualidad del momento, el COFM ha organizado una conferencia sobre la Vacuna COVID-19 AstraZeneca-Oxford University, que ha suscitado el interés de más de seiscientos farmacéuticos madrileños conectados al webinar. Así lo ha confirmado Óscar López, vocal de Oficina de Farmacia, quien ha manifestado su satisfacción por “aclarar todos los interrogantes sobre AstraZeneca, una vacuna sobre la que se han vertido muchas dudas cuestionables, lo que ha sido una gran oportunidad de informar de manera, científica, objetiva y veraz para transmitir tranquilidad a nuestros pacientes”.

Las dos expertas en vacunas, Rosemarie Neipp López, Vaccines Government Affairs Lead AstraZeneca, y Silvia Cobaleda Ávila, Vaccines Medical Manager del mismo laboratorio, han coincidido en defender la eficacia y seguridad de la vacuna y de apostar por mantener la inmunización con la segunda dosis de AstraZeneca. Al respecto, Silvia Cobaleda argumenta: “No entendemos las variaciones en la estrategia de vacunación, no es acorde con los datos de la ficha técnica, que no plantea límite de edad, pero el uso de las vacunas debe seguir las recomendaciones oficiales y nosotros somos respetuosos”.

Rosemarie Neipp, comenzó su intervención señalando que “es un hito sin precedentes que la ciencia haya conseguido desarrollar en apenas 9 meses una vacuna que va a salvar millones de vidas”. Partiendo del desarrollo de la vacuna en colaboración con Oxford University, Neipp ha puesto de manifiesto el compromiso del laboratorio para ayudar a derrotar el virus, distribuyendo la vacuna de forma equitativa y sin ánimo de lucro durante la pandemia, una medida que se mantendrá a perpetuidad para los países de bajos recursos. Asimismo, ha resaltado que “desde el principio se alcanzó un acuerdo con la Alianza para las Vacunas (Gavi) para suministrar 170 millones de dosis a través de COVAX”. No obstante, reconoce los problemas surgidos con la distribución debido a la dificultad del proceso de las vacunas de vector viral y ratifica la intención de cumplir con los compromisos establecidos con la Unión Europea, ampliando el número de cadenas de suministro en 15 países diferentes, incluido España.

Por su parte, Silvia Cobaleda ha explicado el proceso de creación y desarrollo de la vacuna utilizando tecnología emergente, que el resultado último que proporcionado una vacuna monovalente compuesta por un vector de adenovirus es de chimpancé no replicativo (ChAdOx1), producido mediante técnicas de recombinación de ADN, que expresa la proteína S (espícula) de SARS-CoV-2.

Una vez administrada la vacuna libera el gen del SARS-CoV-2 dentro de las células del cuerpo. Las células utilizarán el gen para producir la proteína de la espícula y el sistema inmune de la persona vacunada reconocerá esta proteína como extraña produciendo anticuerpos y células T activadas (leucocitos) para defenderse. Una función segura, sobre la que la ponente matiza: “El adenovirus de la vacuna no puede reproducirse ni producir enfermedad”.

Según cuatro ensayos clínicos que han analizado la combinación de eficacia y seguridad, la vacuna de AstraZeneca ha demostrado una eficacia del 76 por ciento tras la primera dosis, que se mantiene hasta la segunda dosis. Con un intervalo de doce semanas, la segunda dosis aumenta la eficacia hasta el 80 por ciento. No obstante, los mismos estudios señalan que la vacuna ofrece un 100 por cien de protección frente a la enfermedad grave, hospitalización y muerte a los 22 días después de la primera dosis.

A pesar de su eficacia la vacuna se ha enfrentado a una serie de reveses en los últimos meses debido a una posible relación con la aparición de casos de trombosis. Al respecto, Silvia Cobaleda, ha dejado claro que “la EMA ha encontrado una posible relación con casos muy raros de coágulos sanguíneos inusuales con plaquetas bajas”. En este sentido, observa que la vacuna pueda desencadenar una respuesta inmunitaria que provoque un trastorno atípico similar a la trombocitopenia inducida por la heparina.

No obstante, apela a los criterios defendidos por las distintas agencias reguladoras, el control de farmacovigilancia, y recuerda que el riesgo de sufrir alteraciones de la coagulación es menor que el existente por el consumo de medicamentos de uso frecuente como, por ejemplo, distintos anticonceptivos. Por tanto, la vacuna no supone un riesgo potencial mayor de sufrir trastornos de la coagulación que con otros procesos.

Sobre la eficacia de la vacuna frente a las diferentes variantes, Silvia Cobelada ha citado varios estudios que han mostrada una eficacia similar a la del virus original para la variante B117, y datos satisfactorios para la variante brasileña. En cambio, señala una respuesta moderada para la variante sudafricana, aunque matiza que el sesgo del estudio realizado para COVID leve moderado no ha permitido ver la eficacia real y plantea repetir un nuevo estudio para COVID grave.  

19 de mayo de 2021

Fin del contenido principal

Cerrar menú
Utilidades