Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Noticias

Comienza el contenido principal

Buscar Noticias

Artículo

Condena de la brutal agresión sufrida por una farmacéutica de Madrid

El COFM denuncia el salvaje ataque registrado en una farmacia de Argüelles y reclama más atención social y policial para un sector vulnerable a robos y atracos
 

Una farmacéutica de Madrid sufrió ayer un salvaje ataque cuando se encontraba en la oficina de farmacia. La víctima, Ana María B., es adjunta en una farmacia del madrileño barrio de Argüelles y en su larga trayectoria laboral “nunca le han atracado con tanta violencia”.

La agresión se produjo a las 14:30 horas, cuando un individuo que todavía no ha sido identificado por la Policía entró en la botica y se abalanzó contra la farmacéutica que salía de la rebotica hablando por teléfono. Con gran violencia, el atracador le golpeó con la culata de la pistola que empuñaba y le propinó numerosas patadas en la cara y el cuerpo cuando la víctima estaba tendida en el suelo que le dejaron en estado semiinconsciente.

La farmacéutica ha presentado este viernes denuncia ante la Policía de unos hechos por los que tuvo que ser atendida el jueves en un centro hospitalario de la capital por espacio de más de siete horas. El resultado de la brutal agresión es de una fisura en el pómulo y la nariz, además de numerosas magulladuras en la cara y el cuerpo.

“En cuarenta años de trabajo, me han atracado más de 20 veces, pero nunca con tanta violencia”, asegura esta farmacéutica que confiesa encontrarse “bastante dolorida”.

A pesar de que los gritos alertaron a algunos ciudadanos clientes de esta farmacia de barrio, que entraron a socorrer a la farmacéutica, el agresor tuvo tiempo de robar el ordenador portátil, el teléfono, la caja con el dinero del día e intentó llevarse la caja registradora antes de que se personaran los servicios del SAMUR y la Policía.

El presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid, Luis González Díez, quiere mostrar, en primer lugar, todo su apoyo y solidaridad con la colegiada agredida y desearle una pronta recuperación. Asimismo, el Colegio se ha puesto a su disposición para ofrecerle asesoramiento e impulsar las acciones que considere oportunas. Por último, condenar enérgicamente unos hechos que revelan la indefensión en la que se encuentran los profesionales en su trabajo diario en la oficina de farmacia para prestar una atención farmacéutica continuada a la población.

Desde el Colegio se ha denunciado en repetidas ocasiones la escalada de robos que están sufriendo las oficinas de farmacia de la región. Hasta ahora, no ha habido que lamentar heridos, a pesar de que los robos se realizan con amenazas, intimidación y violencia. Desgraciadamente, se ha traspasado este límite en el asalto sufrido en la farmacia de Argüelles.

04 de septiembre de 2020

Fin del contenido principal

Cerrar menú
Utilidades