Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Buscar

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades

Portal del Conocimiento

Canal Colegiados

Ver menú

Noticias

Comienza el contenido principal

Buscar Noticias

Artículo

Cómo manejar la ansiedad en tiempo de pandemia

Expertos apuestan por la intervención temprana en la farmacia para tratarla y evitar que se convierta en patológica

Si hay algo que ha quedado patente en estos meses es que el confinamiento y la distancia social han afectado seriamente a nuestras vidas y ha activado el estrés y la ansiedad que, de no tratarse, puede convertirse en un trastorno severo. Para paliar estos efectos y fomentar el consejo farmacéutico, el COFM ha organizado un seminario para abordar el “Manejo de la ansiedad desde la oficina de farmacia en tiempos de pandemia”.

De la mano de María Inés López-Ibor, catedrática de Psiquiatría en la Universidad Complutense de Madrid, y de César Valera, vocal de Plantas Medicinales del COFM, se ha hecho una revisión para los farmacéuticos madrileños de los puntos clave del trastorno por ansiedad y la importancia de la formación del profesional farmacéutico para conocer en profundidad esta patología y las opciones de tratamiento disponibles.

Los trastornos por depresión afectan a más de 300 millones de personas en el mundo, pueden aparecer en cualquier etapa de la vida, independientemente de la clase social, y afecta principalmente a las mujeres. Se calcula que cuestan más de 70.000 millones de euros al año en Europa y, aún hoy en día, los trastornos son tratados de forma deficiente y son estigmatizados. Es más, el 50% de los pacientes no son tratados y en muchos casos porque no se conocen opciones eficaces y seguras.

Para López Ibor, “es necesario entender que la ansiedad es un sentimiento normal del ánimo que tenemos todos y que aparece cuando algo nos estresa o nos angustia, es una reacción que nos ayuda a defendernos. Pero en algunos momentos ese sentimiento se convierte en un síntoma de una enfermedad, el trastorno de ansiedad. Entre una y otra hay una línea roja que debe ser identificada”. Por ello, la psiquiatra apuesta por la intervención de la farmacia para tratar precozmente estos procesos de ansiedad y evitar que se convierta en una enfermedad más complicada que requiera de mucho más tiempo para superarla.

Durante su intervención, la psiquiatra ha recordado las diferentes opciones para tratar la ansiedad e incidió en un abordaje precoz para evitar la progresión de la enfermedad. En este primer paso apela al consejo farmacéutico y recuerda que “hay fármacos que no necesitan receta y ayudan a que esos mecanismos de la ansiedad que se están descontrolando vuelvan a recuperarse, porque un estado de tensión sostenida agota nuestros neurotransmisores. Uno de ellos es el principio activo Silexan, un extracto estandarizado de lavanda angustifolia que aporta una combinación perfecta entre la potencia ansiolítica y la seguridad”.

Este aceite esencial es una combinación de más de 160 componentes, de los cuales, los ingredientes activos fundamentales son linalool y acetato de linalilo. Este compuesto ha demostrado su eficacia en numerosos ensayos clínicos, así como un perfil de seguridad comparable al del placebo.

Por su parte, Cesar Valera, vocal de Plantas Medicinales del COFM, ha recordado que la consulta farmacéutica del paciente con ansiedad puede ser muy variada, ya que este trastorno presenta múltiples síntomas, tanto físicos como mentales, que en ocasiones puede hacer algo más complejo su identificación. Entre los síntomas más característicos están el nerviosismo, la intranquilidad, los pensamientos recurrentes, la dificultad para concentrarse, la irritabilidad o problemas de sueño; y entre las somatizaciones, los dolores de cabeza o espalda, la tensión muscular, la opresión torácica, sensación de falta de aire, palpitaciones o síntomas gastrointestinales

Al revisar el arsenal terapéutico disponible en la farmacia, Valera ha hecho hincapié en “las diferentes familias de fármacos con sus perfiles farmacológicos y de efectos secundarios, ajustando cada uno de ellos a los diferentes perfiles de pacientes con ansiedad”. Por ello, ha coincido en marcar la diferencia entre el mecanismo de acción de Lasea con el resto de los medicamentos del mercado. En este punto, señala las ventajas que proporciona a los pacientes: “Solo es necesario una dosis diaria, no interfiere con otros medicamentos y sus beneficios se aprecian a las dos semanas”.

No obstante, el representante del COFM, ha recordado los criterios de derivación, asegurando que “es importante también reconocer hasta qué punto se puede manejar a un paciente con ansiedad en la oficina de farmacia y cuando este debe derivarse a la consulta de un médico. Con este fin, se revisarán estos criterios a través de la descripción de situaciones específicas y del reconocimiento de las señales de alarma”.

08 de abril de 2021

Fin del contenido principal

Cerrar menú
Utilidades