Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Noticias

Comienza el contenido principal

Buscar Noticias

Artículo

La crisis sanitaria por el COVID-19 provoca una situación de emergencia en cáncer

La AECC alerta al Gobierno del aplazamiento en los tratamientos, retraso en las pruebas y las secuelas de los pacientes durante el confinamiento

 

La crisis sanitaria provocada por el COVID-19 está provocando una situación de emergencia en cáncer. Así lo denuncia el estudio “Malestar psicológico en pacientes de cáncer durante el confinamiento del COVID-19”, elaborado por la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), que pone de manifiesto el impacto económico-laboral, sanitario, psicológico y científico en este grupo de población

Para la AECC el confinamiento ha provocado una emergencia en cáncer por el aplazamiento de los tratamientos y retrasos en las pruebas, una situación que afecta muy seriamente a este colectivo vulnerable y de la que ha alertado a las autoridades sanitarias para que se diseñen medidas ajustadas a las necesidades de los pacientes afectados y sus familias. Con este objetivo Ignacio Muñoz, presidente de la AECC, ha remitido una carta al Gobierno y a la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica para recordar que “el cáncer no se ha parado en tiempos del COVID-19. Cada año, más de 279.000 personas son diagnosticadas de cáncer en nuestro país y más de 112.000 fallecen (una media de 300 personas cada día)”. Por ello, el presidente de la asociación advierte de la necesidad de reactivar las capacidades para hacer frente al cáncer y se ofrece para ayudar en todo lo necesario para dar respuesta al desafío de las enfermedades oncológicas después del COVID-19.

Preocupación que la AECC ha manifestado durante el desarrollo de la European Week Against Cancer (EWAC), haciendo público el informe que revela que más del 34% de las personas con cáncer ha sufrido ansiedad y depresión durante este confinamiento. Una consecuencia agravada por la situación social, científica y sanitaria. Asimismo, el estudio refleja que durante este periodo se ha doblado la petición de ayudas económicas de familias con cáncer a la asociación. Un dato que hace prever un escenario de emergencia económica y laboral nunca visto hasta el momento.

Una de las principales conclusiones que se extrae del estudio es que las personas con cáncer se muestran bastante más preocupadas por la pandemia que la población española en general. Según el estudio, casi el 67% de los pacientes reveló estar muy preocupado por la pandemia, frente al 58,9% de la población general. Entre las preocupaciones más habituales de los pacientes están el riesgo de infección por COVID-19, las posibles complicaciones por la inmunodepresión cuando se encuentran en tratamiento o los problemas en la capacidad sanitaria para prestar una atención adecuada que pudiera interferir con el tratamiento óptimo de su enfermedad.

A juicio de Belén Fernández, responsable del Observatorio del Cáncer de la AECC, “la crisis sanitaria provocada por el COVID-19 ha generado una emergencia en cáncer que afecta directamente a la población con esta enfermedad. Por ello, la asociación ha comenzado a analizar cómo va a afectar esta crisis sanitaria a las personas con cáncer a todos los niveles y los primeros datos apuntan al aspecto psicológico, donde las consecuencias del confinamiento han provocado un porcentaje elevado de personas con cáncer con problemas de ansiedad y depresión”.

28 de mayo de 2020

Fin del contenido principal

Cerrar menú
Utilidades