Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Noticias

Comienza el contenido principal

Buscar Noticias

Artículo

“El futuro de la farmacia está en la formación”

El presidente del COFM, Luis González, destaca en «Aula Farmacia», del grupo Saned, los factores que han hecho posible la salida de la crisis farmacéutica

 

-¿Cuál es el estado de la salud en España?

-Podemos decir que se va recuperando. Tras la época de crisis, surgida en 2006, poco a poco nos vamos recuperando gracias a todos los métodos que estamos utilizando para controlar el gasto de la farmacia y de recetas, y también a las nuevas técnicas que estamos implantando. Es cierto que se vivió una época muy mala en aquellos años en los que se produjeron impagos a las farmacias, algo que, por fortuna, en Madrid no sucedió, pero sí en las demás autonomías que llegaban a estar cuatro o cinco meses sin poder cobrar el volumen de recetas. Fue un tiempo muy acusado para esas farmacias, sobre todo, teniendo en cuenta las de las zonas rurales, para las que eran su única fuente de ingresos. Pero gracias a la labor de los compañeros, que es digna de agradecer, se está saliendo adelante.

Y la farmacia en Madrid, ¿cómo está?

-En Madrid se puede decir que, aunque no hubo impagos, también nos estamos recuperando porque fue una época muy dura para nosotros. Incluso los farmacéuticos tuvimos que colaborar económicamente para paliar la crisis. Además, algunas farmacias van evolucionando, y gracias a las nuevas secciones que ofrecen, así como a los consejos y a que los farmacéuticos estamos pendientes de dar siempre el mejor servicio al paciente, el público cada vez confía más en nosotros. Una confianza que nos gusta, porque no acuden sólo por medicamentos, sino por otros productos que se venden también en la farmacia.

-¿Qué programas destacaría de los puestos en marcha por el Consejo General y por el Colegio de Madrid?

-Me puedo sentir orgulloso de cualquier proyecto que procede del Consejo (que nos agrupa a todos los colegios) y de los colegios. Se puede decir que estamos todos dentro, independientemente de las acciones que haga cada uno. Por ejemplo, ahora tenemos el programa de CIMED, que consiste en informar de las faltas a la Administración y avisar de los medicamentos que no estamos recibiendo para que tomen medidas. Porque el problema lo solucionamos en la farmacia, pero hay que escuchar al paciente, y estamos acostumbrados a dispensar un medicamento, pero no a decir «no lo tengo y no sé cuándo lo voy a tener». Gracias a esos programas estamos saliendo adelante. Además, por parte del Consejo también tenemos programas de educación, de nutrición, de ortopedia… Es decir, estamos haciendo muchos cursos con el fin de que en la farmacia estemos lo mejor formados posible y seguir dando servicio.

-¿Por dónde pasa el futuro de la farmacia en nuestro país?

-El futuro de la farmacia está en la formación. Desde los colegios no nos cansamos de impartir cursos y estar al día, porque el farmacéutico debe estar muy formado, ya que la mayoría de las personas al primer sanitario al que acude es al farmacéutico, y no solamente en las grandes capitales, sino a todos los farmacéuticos de las zonas rurales, a los que tengo siempre muy presentes. En pueblos de la Comunidad de Madrid donde hay 400 o 500 habitantes, el único servicio que les queda es la farmacia. Hablamos de que la población se marcha, de que hay pueblos prácticamente abandonados, pero el farmacéutico sigue ahí. Por eso debe estar perfectamente formado, porque cualquier pregunta debe saber responderla.

10 de julio de 2019

Fin del contenido principal

Cerrar menú
Utilidades