Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Noticias

Comienza el contenido principal

Buscar Noticias

Artículo

Dermocosmética infantil: más allá de un objetivo higiénico

 Conferencia impartida por Patricia Castro en el foro DermoCOFM

La II edición DermoCOFM ha reunido a relevantes profesionales para tratar diferentes cuestiones relacionadas con la piel. El cuidado de los más pequeños ha centrado la ponencia de Patricia Castro, product training manager de Laboratorios Babé, quien resaltó la importancia de esta tarea que, no resulta fácil porque “del mismo modo que los bebés exigen un cuidado especial, su piel también requiere un tratamiento especiale, ya que sus características difieren de la de los adultos”.

La piel infantil es muy delgada, lo que implica que la pérdida de calor y agua sea mayor que en una piel adulta. Además, al tener una menor concentración de ácido láctico y ácidos grasos a nivel superficial provoca que la resistencia a agentes infecciosos y parasitarios sea menor.

Por tanto, la piel de los bebés carece, sobre todo durante los dos primeros años de vida, de la protección natural de una piel adulta, por lo que es conveniente utilizar productos específicos con fórmulas hipoalérgenicas, sin perfumes, colorantes, ni conservantes. 

Al hablar de cuidado básico de los niños, Patricia Castro aconseja que “la higiene sea suave y con los productos adecuados para no irritar ni eliminar las grasas naturales. Gracias a la higiene de la piel se consigue eliminar secreciones cutáneas (sudor, sebo, etc.), suciedad ambiental y prevenir infecciones”.

Tras el ritual de limpieza es necesario hidratar para aportar bienestar y confort de cara a tener una “piel saludable” y mantener intactas sus funciones. De esta manera, se evitan problemas posteriores como sequedad, eczemas o picores. En este punto, la especialista recomienda “prestar especial atención a las zonas conflictivas, como es la zona del pañal, las uñas, el tipo de ropa y la fotoprotección”.

 Asimismo, durante el foro se abordaron aspectos relacionados directamente con la piel del bebe, especialmente la llamada ‘zona del pañal’, que requiere puntual atención porque los excrementos y la humedad provocan irritabilidad y puede derivar en dermatitis. Para prevenir dicho problema se utilizan cremas protectoras adecuadas para aislar la piel del contacto con las heces y evitar de ese modo que la piel sufra.

Otro aspecto reseñable es la dermatitis atópica, una de las afecciones de la piel que más afecta a los pequeños. Se trata de una enfermedad inflamatoria crónica que provoca brotes cada poco tiempo y que suelen aparecer en las zonas redondeadas. También para este problema se recurre a la hidratación diaria como el mejor remedio para tratar esta afección.

24 de mayo de 2019

Fin del contenido principal

Cerrar menú
Utilidades