Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Noticias

Comienza el contenido principal

Buscar Noticias

Artículo

Contra el cáncer de mama: la investigación salva vidas

19 de octubre. Día Internacional contra el Cáncer de Mama

Como cada año, el 19 de octubre se celebra el Día Internacional Contra el Cáncer de Mama como recordatorio del compromiso de toda la sociedad en la lucha contra esta enfermedad.

El cáncer de mama afecta a las células y estructuras de la glándula mamaria, dependiendo del área que afecte y lo invasivo que sea, podremos distinguir varios tipos.

Cuando la proliferación de las células cancerosas ocurre en el interior del conducto mamario o de los lobulillos se denomina Carcinoma in situ. Dentro de éste, se podrá distinguir entre carcinoma ductal in situ, cuando empieza en el revestimiento de los conductos que llevan la leche desde los lobulillos de la mama hasta el pezón, y carcinoma lobulillar in situ, si está dentro del lobulillo (glándulas lácteas). El carcinoma lobulillar in situ no es en sí maligno, pero su presencia aumenta el riesgo de desarrollar en el futuro un cáncer de mama infiltrante.

Cuando la proliferación de las células malignas se extiende al tejido que rodea el conducto se denomina Carcinoma infiltrante o invasivo. Dentro de este tipo destacan el carcinoma ductal infiltrante, que es el responsable del 80% de los casos de cáncer de mama, y el carcinoma lobulillar infiltrante.

Si no se coge a tiempo, el cáncer de mama puede extenderse a los ganglios, vasos sanguíneos y a otras partes del cuerpo, que es lo que se conoce como metástasis.

 

Según la localización y el tamaño del tumor nos encontramos distintos estadios, que van desde el estadio 0 al IV, siendo el estadio IV la forma más grave de la enfermedad.

La detección precoz de la enfermedad es la mejor garantía de supervivencia. Para ello la mujer debería llevar a cabo, periódicamente, autoexploraciones con el fin de detectar rápidamente cualquier signo o síntoma facilitando así el diagnóstico y posterior tratamiento. En los casos asintomáticos, la realización de pruebas de cribado, con cierta regularidad, ayudan a una rápida detección y un exitoso tratamiento. Dentro de estas pruebas de cribado se encuentra la exploración clínica de la mama por parte del médico, que hará un examen visual y manual de la mama para descubrir cualquier anomalía; se recomienda hacerlo anualmente. Otras pruebas que se realizan son la ecografía de mama y la mamografía, siendo esta última la prueba de cribado más eficaz e indispensable tanto para el diagnóstico como el seguimiento del paciente. En el caso de que en alguno de estos exámenes apareciera alguna anomalía, sería necesario realizar algunas pruebas para distinguir una lesión benigna del cáncer. La biopsia sería la forma de confirmar el diagnostico.

El tratamiento se selecciona en función del estadio en que se encuentre la enfermedad y en la mayoría de los casos el tratamiento principal es la cirugía. Según las características del paciente y del tipo de tumor, se utiliza también radioterapia, quimioterapia y/o tratamiento sistémico complementario. Aparte del tratamiento no se debe descuidar la rehabilitación de la paciente para asegurar así una mejor calidad de vida. Dentro de esta rehabilitación encontramos los cuidados psicológicos, cuidados físicos (para prevenir linfedema…) y la reconstrucción de la mama.

La investigación es el motor para conseguir que el cáncer sea una enfermedad prevenible, curable o cronificable. Gracias a la investigación, en los últimos 20 años la supervivencia se ha elevado en un 20%. Esta mejora es consecuencia del desarrollo de nuevas herramientas de diagnóstico precoz y tratamientos más específicos y eficaces.

Información relacionadaEl equipo del Hospital La Paz trata de avanzar en una quimioterapia prequirúrgica más certera, que evite operaciones y posteriores sesiones de quimioterapia

 

18 de octubre de 2019

Fin del contenido principal

Cerrar menú
Utilidades