Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Noticias

Comienza el contenido principal

Buscar Noticias

Artículo

Aumenta el número de fumadores en España en los últimos años

El 31 de mayo de cada año, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y sus asociados mundiales celebran el Día Mundial Sin Tabaco. Una cita que trata de concienciar sobre los peligros y consecuencias de esta adicción, que supone la principal causa prevenible de muerte en el mundo. La epidemia mundial de tabaquismo mata cada año a casi 6 millones de personas, de las cuales más de 600.000 son no fumadores que mueren por respirar humo ajeno. 

En nuestro país la ley antitabaco, que entró en vigor en 2011, parece superada. Los fumadores en España están repuntando, así lo pone de manifiesto la Encuesta de Tabaquismo realizada por la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), según la cual, el número de fumadores ha aumentado un 3,3% en España entre 2017 y 2019, hasta situarse en el 23,3% de la población que fuma como media 10,7 cigarrillos, lo que supone un descenso de cinco cigarrillos al día en los últimos dos años.

Esta encuesta también constata un menor rigor en la aceptación de la normativa antitabaco. De las casi 9.000 personas que han respondido al cuestionario, se constata el aumento de las personas que aceptan fumar dentro de vehículos cuando hay menores: de un 77,3% en 2018 a un 86,3%. Sin embargo, en el caso de que no haya menores, se reduce del 60,8% a un 54,2% en este año. Un 75,4% piensa que debe estar prohibido fumar en lugares al aire libre donde se concentre gente, como piscinas o centros comerciales abiertos, pero si son estadios deportivos, lo cree el 63,4%.

A pesar de las campañas informativas y la percepción del peligro que supone para la salud, el 58% de los que intentan dejar de fumar fracasan en el intento. En estos casos, no sirven de nada los diferentes métodos existentes actualmente, desde los parches y chicles de nicotina, hasta el acceso a varias aplicaciones específicas que ofrecen ayuda para alcanzar el objetivo.

En la lucha contra el tabaquismo entra en juego la oficina de farmacia, tanto en lo referente a educación sanitaria, la prevención del tabaquismo y la incentivación para abandonar el hábito. Desde hace muchos años, los farmacéuticos trabajan en la deshabituación del tabaquismo utilizando distintas herramientas, desde la propuesta de tratamientos que no requieran receta médica, hasta el reforzamiento de las pautas y seguimiento de aquellos tratamientos establecidos por el médico. De la misma forma, se esfuerzan por reforzar la prevención del tabaquismo y ayudar a los pacientes fumadores a que acaban de dejar de fumar.

Al respecto, expertos integrados en distintas sociedades científicas han presentado una declaración de intenciones que pretenden concienciar a la sociedad sobre la peligrosidad del consumo del tabaco. Consumo que, a su juicio, no es un hábito, sino una enfermedad adictiva en cuyo abordaje deben participar todos los agentes de salud, basándose en protocolos y guías establecidas por las sociedades científicas.

Acciones antitabaco

El Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco (CMCT de la OMS) proporciona un escenario basado en pruebas para la acción gubernamental dirigida a reducir el consumo de tabaco. El 20 de mayo de 2016 entró en vigor la “Directiva Europea sobre Productos del Tabaco y Productos Relacionados”, que fue aprobada por el Consejo de Ministros de la Unión de Europea en 2014 y que establece las siguientes ordenaciones:

  • Prohíbe los cigarrillos y el tabaco de liar con aromas característicos.
  • Obliga a la industria tabacalera a informar a los Estados miembros sobre los ingredientes utilizados en sus productos.
  • Exige que se incluyan advertencias sanitarias en los envases de los productos del tabaco y los artículos relacionados. Estas alertas deben cubrir el 65% del paquete.
  • Prohíbe los elementos promocionales o engañosos sobre los productos del tabaco.
  • Obliga a los fabricantes a notificar, con una antelación de seis meses, los nuevos útiles de tabaco, antes de introducirlos en el mercado de la UE.
  • Establece requisitos de calidad y seguridad para los cigarrillos electrónicos. Obliga a que los paquetes contengan un etiquetado y envasado con información suficiente y adecuada. En el etiquetado se debe especificar todos los ingredientes, así como la cantidad de nicotina de cada cigarrillo.
  • Los paquetes deben contener las advertencias sanitarias adecuadas y no incluir ningún elemento o característica que pueda inducir a error. 
  • La comercialización del líquido que contenga nicotina sólo debe permitirse cuando la concentración de nicotina no exceda de 20 mg/ml por cigarrillo. 
  • El paquete debe, además, disponer de un sistema de seguridad de apertura para niños.
  • Prohíbe el tabaco mentolado a partir del 20 de mayo de 2020.

 

31 de mayo de 2019

Fin del contenido principal

Cerrar menú
Utilidades