Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Información divulgativa

Comienza el contenido principal

Buscar información divulgativa

Artículo

¿Por qué perdemos agudeza visual? (1/2)

Para que se produzca una visión correcta, la córnea y el cristalino (situados en la parte anterior del ojo) deben hacer que los rayos de luz incidan en la retina (en la parte posterior del globo ocular) y ésta transmita la información al cerebro a través del nervio óptico.

Se pueden presentar varios defectos visuales que dificultan que el ojo enfoque bien las imágenes del exterior en la retina, provocando que se forme una imagen defectuosa de los objetos. Se denominan “defectos refractivos”: miopía, hipermetropía, astigmatismo o presbicia. Por otra parte, también se produce una alteración de la agudeza visual por oclusión total o parcial del paso de la luz en el caso de padecer cataratas.

Todos estos defectos refractivos se miden en dioptrías, que representan la cantidad de corrección que una lente requiere para normalizar la vista.

A modo de resumen podemos decir que la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo son causados por diferencias en la longitud o en la forma del ojo, mientras que la presbicia (o vista cansada) se produce cuando el cristalino, a causa de la edad, pierde capacidad de enfocar los objetos que hay cerca.

Miopía

Es uno de los problemas visuales más comunes. Los rayos de luz convergen y se enfocan antes de llegar a la retina debido a que el ojo es más largo de lo normal o la córnea demasiado curva. Se forma una imagen borrosa, principalmente de lejos.

Causas

La causa de la miopía no se conoce exactamente, aunque una razón primordial es el factor genético. Generalmente la miopía se presenta en la infancia, en el transcurso de la etapa escolar, evolucionando durante el crecimiento para estabilizarse hacia los 20 años.

Síntomas

  • Disminución de la agudeza visual en visión lejana. Necesidad de entornar los párpados para ver con nitidez los objetos situados a una distancia mayor
  • Buena agudeza visual en visión próxima
  • Dolor de cabeza
  • Fatiga ocular
  • Aparición de presbicia de forma más tardía
  • Alteraciones de la visión binocular, mala convergencia, pudiéndose favorecer la aparición de estrabismo

La miopía se mide en dioptrías negativas. Las miopías de más de 6 dioptrías se consideran “altas” y necesitan controles periódicos de la retina, ya que pueden aparecer desprendimientos de retina con más frecuencia que en un ojo normal.

Es aconsejable mantener una buena higiene visual, durante el trabajo de cerca, la iluminación debe ser buena, preferiblemente natural, y debe estar situada adecuadamente. Se recomienda realizar descansos, utilizando la visión lejana durante el trabajo en visión próxima.

Estas alteraciones se pueden solucionar con el empleo de gafas o lentes de contacto, así como con cirugía. El oftalmólogo decidirá el tipo de operación más conveniente para cada paciente en base al número de dioptrías, el grosor de la córnea y otros factores anatómicos. 

Hipermetropía

En este caso los rayos de luz convergen detrás de la retina debido a que el ojo es más corto de lo normal o la córnea es demasiado plana, dando lugar a una imagen borrosa principalmente de cerca.

Causas

La principal causa de la hipermetropía es hereditaria.

Síntomas

  • Visión borrosa de los objetos cercanos.
  • Dolores de cabeza, generalmente al final del día, debido al esfuerzo continuo que realiza el ojo para acomodar la visión.

Los niños al nacer tienden a ser hipermétropes en mayor o menor grado, cuando el ojo va creciendo y se hace más largo, la hipermetropía desciende o desaparece. A pesar de la hipermetropía, habitualmente los niños suelen ver con claridad tanto los objetos que están lejos como los que están cerca, gracias a la gran potencia de enfocar que tiene el cristalino joven. 

Astigmatismo

El astigmatismo es un defecto visual producido por una curvatura irregular o anormal de la córnea, que impide la convergencia de los rayos de luz en un solo punto. De esta manera veremos los objetos “deformados” y difuminados independientemente de la distancia de los objetos. El enfoque de la imagen tiene lugar delante o detrás de la retina.

Síntomas

Algunas personas con astigmatismo leve no notan grandes cambios en la visión, es posible tener astigmatismo y no saberlo.

  • Vista borrosa, dificultad para distinguir detalles y enfocar los objetos tanto de cerca como de lejos.
  • Fatiga visual
  • Dolores de cabeza
  • Excesiva sensibilidad a la luz
  • Visión doble
  • Dificultad para conducir por la noche

Causas

La causa del astigmatismo se desconoce. Normalmente está presente desde el nacimiento y con frecuencia ocurre junto con miopía o hipermetropía. Puede ser hereditario o aparecer tras alguna cirugía ocular, como la de cataratas. 

Presbicia

Con la edad, los músculos del cuerpo pierden elasticidad y el cristalino se va haciendo menos flexible por lo que resulta cada vez más difícil acomodar la visión y ver de cerca con claridad. Esta alteración se denomina presbicia o “vista cansada”.

Causas

Esta anomalía visual afecta sobre todo, a los mayores de 45 años y progresan hasta los 60 años aproximadamente, está asociada al envejecimiento de los órganos.

Síntomas

  • Dificultad para leer letras pequeñas
  • Problemas para ver los objetos cercanos sobre todo cuando la luminosidad es baja y al final del día
  • Dolores de cabeza
  • Fatiga visual

El oftalmólogo realizará una valoración de la capacidad visual para decidir la necesidad de usar gafas con una graduación adecuada que oscila habitualmente entre 1 y 3 dioptrías. También se puede solucionar el problema mediante cirugía en la que se extrae el cristalino y se sustituye por una lente intraocular multifocal.

Cataratas

La catarata es la opacidad parcial o total del cristalino, que provoca que la luz se disperse dentro del ojo y no se pueda enfocar en la retina, creando imágenes difusas.

Causas

La causa primordial es la edad, aunque también se pueden producir cataratas por traumatismos oculares, algunas enfermedades como la diabetes o tratamiento con algunos medicamentos como los corticoides.

Síntomas

  • En sus comienzos, las cataratas son muy pequeñas y casi no alteran la visión, con el tiempo la visión se va volviendo borrosa
  • Mayor sensibilidad a la luz y sensación de deslumbramiento
  • Se percibe menos contraste en los colores, parecen desteñidos
  • Percepción de halos alrededor de los focos de luz
  • Visión doble en un ojo
  • No se ve bien de noche o cuando hay poca luz

El único tratamiento definitivo que existe para tratar las cataratas, a día de hoy, es la cirugía.

Se aconseja realizar una revisión oftalmológica periódica, al menos una vez al año, paradetectar las alteraciones anteriores y corregirlas en la medida de lo posible.

21 de diciembre de 2017

Fin del contenido principal

Cerrar menú
Utilidades